EL SIGLO XVII EN EUROPA


El siglo XVII fue un siglo de importantes cambios en Europa:
  • En el plano político:
Se sustituye la hegemonía española por la francesa. La monarquía autoritaria dará paso a la monarquía absoluta, donde el máximo exponente será Luis XIV de Francia. Aunque el absolutismo no se impuso en todos los países como es el caso de Inglaterra o las Provincias Unidas donde fracasó la instauración del absolutismo y se adoptaron sistemas parlamentarios.

La política internacional está dominada por conflictos bélicos: la Guerra de los Treinta Años (1618-1648) enfrentó a casi todos los países europeos. Lo que comenzó como un conflicto religioso entre el emperador alemán y los príncipes protestantes alemanes tuvo también su trasfondo de lucha por la hegemonía política en Europa.
Con la Paz de Westfalia (1648) el emperador alemán reconocerá la libertad religiosa y la autonomía de los príncipes protestantes y España la independencia a las Provincias Unidas (Países Bajos)
En 1659 España firmó la Paz de los Pirineos admitiendo su derrota y la nueva hegemonía de Francia en Europa.
 


  • En los planos económico y social:
La crisis caracterizará el siglo XVII. A partir de 1620 se vivió una etapa de malas cosechas, acompañadas del hambre y de enfermedades en una Europa enfrentada por la Guerra de los Treinta Años. A su vez, el comercio con América sufrió un importante declive, con lo que la dificultades económicas aumentaron.
A consecuencia de la crisis económica, se produjeron importantes pérdidas de población provocadas por las hambres, las guerras y las epidemias. Los Estados aumentaron los impuestos provocando numerosas revueltas sociales.
 


  •  En los planos cultural y artístico:
El siglo XVII supone el inicio del método científico moderno. Es el momento en el que aparecen pensadores e investigadores como Galileo Galilei, Descartes o Newton
En la cultura y las letras surge el Siglo de Oro español con destacados autores como Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Calderón de la Barca o Francisco de Quevedo y William Shakespeare en Inglaterra.
En el arte surge un nuevo estilo: el Barroco caracterizado por la teatralidad, el recargamiento decorativo, la sinuosidad de las formas, el dramatismo y realismo de los temas...