FELIPE II (1556-1598)

LA HERENCIA DE FELIPE II: EL IMPERIO DONDE NO SE PONÍA EL SOL
  
En 1556, tras la abdicación de su padre, Carlos V, Felipe II  heredó varios territorios:
  • España, es decir Castilla, Aragón y Navarra. 
  • De América heredó desde California hasta Florida, y desde Florida hasta el Estrecho de Magallanes, es decir, los virreinatos de México y Perú.
  • De la zona centroeuropea heredó la zona de Flandes (Países Bajos)el Franco Condado, el Milanesado, Nápoles, Sicilia y Cerdeña. 
  • Heredó varias plazas africanas (Melilla, Tánger, Alcazarquivir,Orán, Vélez de la Gomera) y las islas Filipinas.
  • Aparte de estas herencias adquirió Portugal en 1581. Esta anexión de Portugal incluía Brasil, algunas costas africanas y parte de Asia (costa de India e Indonesia)


 
Por todo ello se afirmaba que en sus dominios "nunca se ponía el Sol". Pero también heredó los problemas y conflictos de su padre al gobernar un territorio tan inmenso y heterogéneo.

POLÍTICA INTERIOR
Pero las condiciones para reinar cambiaron:
  • Establece la corte en Madrid (1561) y gobierna sus dominios con mano firme desde su residencia de El Escorial. 
  • Se "castellaniza" el Imperio, es decir, Felipe II es un rey castellano, con consejeros castellanos y que pone a Castilla en el centro de las decisiones políticas (dirige todo su imperio desde su despacho del Escorial).
 

 

 

 






  • Toma personalmente muchas decisiones y aumenta la centralización de la autoridad real. Se incrementa también la burocracia, con una legión de funcionarios encargados de la administración pero siempre respetando las leyes y fueros de sus territorios

  • Amplia el sistema de Consejos creado por los RR.CC. y refuerza la figura del corregidor y los virreyes.
  • Como impulsor de la Contrarreforma y su profunda religiosidad católica hace una defensa cerrada de la unidad política y religiosa tomando varias medidas: la Inquisición estaba más activa que nunca y se celebraban numerosos autos de fe contra sospechosos de herejía, se redacta un índice de libros prohibidos, se persigue a los protestantes y moriscos, se impone la "limpieza de sangre" que impedía el acceso a los cargos públicos a quienes tuvieran antepasados judeoconversos o musulmanes, se prohíbe a los estudiantes universitarios ir a Europa...
 

 

  • Las continuas guerras obligan al rey a pedir préstamos que no puede pagar y se producen hasta 3 bancarrotas (1557,1575,1597). Castilla entra en recesión y crisis económica.
 


  
 
  
 

El aumento del autoritarismo real provocó 2 importantes rebeliones durante su reinado:

REVUELTA DE LAS ALPUJARRAS (1568-1571)

Aún casi 80 años después de la Conquista de Granada y de la expulsión de los musulmanes, quedan muchos moriscos trabajando como mano de obra barata en el campo.

Esto se convirtió en un problema al igual que pasó con los Reyes Católicos, el Islam estaba creciendo y atacando Europa. Además a los moriscos peninsulares se les acusaba de colaborar con los piratas berberiscos.

En el año 1568 estalló la revuelta cuando un decreto prohibió a los moriscos granadinos el uso de su lengua, vestidos. prácticas religiosas y costumbres. La revuelta en las Alpujarras (zona entre Granada y Almería, en las faldas de Sierra Nevada) acabó aplastada por las tropas reales al mando de Juan de Austria (hermano natural del rey) y la deportación de 80.000 moriscos por otras zonas de la península.
 


ANTONIO PÉREZ Y LA REBELIÓN DE ARAGÓN (1590-92)

Antonio Pérez era el secretario de Felipe II, quien le ayudaba a despachar y atender al pueblo y a los Consejos.
En teoría, era una persona de confianza del rey, pero el secretario podía cambiar el mensaje de los Consejos para beneficiarse. Así, Antonio engañó a Felipe II diciendo que Juan de Austria (hermanastro de Felipe) estaba revelando secretos de Estado cuando en realidad era él mismo.
Además, colaboró en el asesinato del secretario de Juan de Austria, Juan de Escobedo.
Una vez descubierto, Antonio Pérez huyó a Aragón porque allí la justicia real de Castilla no podía aplicarse. Los intentos por arrestarle, recurriendo hasta la Inquisición, provocaron un motín popular en Zaragoza que consiguió liberarle.
Antonio Pérez finalmente huye a Francia y desde allí fomentará la conocida Leyenda Negra contra España.
Felipe II manda ejecutar al Justicia Mayor de Aragón (máxima autoridad judicial) por amparar al traidor.
 

 

POLÍTICA EXTERIOR

La política exterior de Felipe II siguió los objetivos marcados por su padre pero con nuevos enemigos:
  • Guerras con Francia continuaron hasta la derrota de los franceses en la batalla de San Quintín (1557)
  

 
  • La amenaza de los turcos y de los piratas berberiscos en el Mediterráneo persistía. Para luchar contra ellos Felipe II formó la Liga Santa (España, el Papado, Venecia y Génova) y con una gran flota los derrotó en la batalla de Lepanto (1571)
 

  
  • El mayor problema fue la rebelión de los Países Bajos (1566-1648). En 1566 estallaron una serie de disturbios (quema de iglesias e imágenes religiosas). Felipe II mandó al duque de Alba acompañado de los temidos tercios (ejército profesional de infantería) que iniciaron una durísima represión. El duque de Alba constituyó el tribunal de los Tumultos o tribunal de la sangre y ejecutó a miles de rebeldes. El país se dividió en 2 grandes zonas: Provincias católicas del Sur o Unión de Arrás y Provincias calvinistas del norte o Unión de Utrecht que se declaran independientes de España (1579). El conflicto se prolongó hasta 1648 (Guerra de los Ochenta años)
  

 

 
  •  El conflicto de los Países Bajos se complicó por el apoyo de Isabel I de Inglaterra a los rebeldes. Favoreció la piratería y el contrabando contra España en América. Anticatólica convencida también mandó ejecutar a su propia prima, María Estuardo, reina de Escocia. Felipe II decidió invadir la isla y construyó una poderosa flota, la Gran Armada, que partió de Lisboa, cogiendo tropas en Flandes. Pero los ataques continuados de los barcos ingleses, más pequeños, la descoordinación de las tropas españolas y. sobre todo, las tormentas del Mar del Norte y el canal de La Mancha acabaron destruyendo toda la flota de barcos. El episodio fue calificado por los ingleses como la derrota de la Armada Invencible (1588).
 

 

 


  • En 1581 Felipe II hizo valer sus derechos al trono de Portugal y se coronó rey consiguiendo así un gran imperio marítimo que incluía Brasil y los enclaves comerciales de África y Asia.


El reinado de Felipe II supuso, así, el momento de máxima hegemonía de España a nivel internacional pero no estuvo exento de problemas debido a lo ambicioso de su política exterior.
El país entró en bancarrota varias veces, los impuestos aumentaron y la situación de crisis para las clases más populares empeoró notablemente.

EL MINISTERIO DEL TIEMPO (FELIPE II)

EL TUNEL DEL TIEMPO: FELIPE II (CUARTO MILENIO)